Faraones desconocidos

Más
11 Abr 2006 13:59 #1967 por Cleopatra
[color=red:2wc7oyw8]Sekhemkhet y la pirámide vacía[/color:2wc7oyw8]

[color=violet:2wc7oyw8]La polémica sobre el contenido de las pirámides del antiguo egipto, sufrió un giro de 180 grados hace casi cinco décadas, cuando se descubrieron los restos de una construcción piramidal escalonada, cuya cámara funeraria estaba totalmente intacta.
¿Qué contenía el sarcófago del rey Sekhemkhet ?

El sarcófago apareció intacto, sellado y cerrado desde hacía casi cinco mil años con un ramillete de flores sobre la tapa y sin rastro de haber sido ocupado.
El faraón Horus Sekhemkhet (Zoser Teti), reinó en tercer lugar en la tercera dinastia durante 8 años.

De su reinado no se conserva absolutamente nada y se desconoce el paradero de su momia, posiblemente destrozada por el paso del tiempo.

De esta pirámide- la de Sakkara - tan solo se conservan unas pocas hileras de piedra (7 metros) y la estructura de las cámaras que formaban la parte subterránea del edificio. Si se hubiera finalizado la construcción de la pirámide escalonada habría alcanzado los 120 metros de lado y los 70 metros de altura, compuestos por 7 grandes escalones. Se dice que pudo participar en su construcción, el gran Imhotep.

En cualquier caso, la pirámide de este rey se encuentra totalmente cerrada al póblico. Incluso el acceso a la entrada, está totalmente cubierta de escombros.[/color:2wc7oyw8]

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Más
11 Abr 2006 18:46 #1975 por Mamen
He encontrado estas imagenes del desconocido faraón mencionado por Cleopatra, asi como su cartucho y la traducción de su nombre.


La corporacion es poderosa

Por cierto, la traducción del nombre como en unos sitios lo traducen como lo aqui citado y en otros como "Poderoso en el cuerpo", mi conclusón es que debe de ser "cuerpo poderoso" por lo menos en español. Los otrs me suenan raro

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Más
12 Abr 2006 12:24 #1985 por Mamen
Casi todo que sabemos acerca de Sekhemkhet (" Poderoso en el Cuerpo"),lo sabemos a causa de su inacabada (Enterrada) pirámide en Saqqara, y parece contarnos pequeñas cosas acerca de su vida. La ónica evidencia fuera de esta tumba es una escena representada en Maghara en el Sinai. Es una escena militar, que muestra a Sekhemkhet, con su maza levantada, golpear a sus enemigos. Vemos varias representaciones del rey, la primera se le ve golpeando al enemigo y esta tocado con la Corona Blanca, una segunda representación del rey que lleva la Corona Roja, y por óltimo portando la Corona Blanca.

Segón la Lista de Reyes de Turín, el sucesor inmediato de Djoser fue identificado como Djoser-Ti (Djoserty), y gobernó sólo seis años. Ahora parece que la mayoría de los egiptólogos creen que Djoser-Ti y Sekhemkhet era uno y la misma persona, aunque algunos lo ven aun de otro modo. Su reinado habría sido de 2649 hasta 2643 AC.

Partiendo de una inscripción en su pirámide en Saqqara, y de su diseño, también podemos pensar que el gran Imhotep sobrevivió a Djoser, su antecesor, y era la mente detrás de los trabajo funerarios del complejo. También, a causa de su reinado corto, y especialmente su truncada pirámide, muchos creen que este rey tuvo una muerte repentina e inesperada, aunque no tenemos la menor idea lo que lo podría haber causado.

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Más
12 Abr 2006 14:32 #1987 por Mamen

La Pirámide de Sekhemkhet se encuentra en Saqqara. El proyecto del edificio puede haber sido de Imhotep.. En muchos sentidos, copió los elementos de la Pirámide de Djoser.

La pirámide se construyó sobre una superficie desigual de piedra, así que los constructores se vieron forzados a nivelar el terreno, construyendo terrazas grandes, algunas tenían más de diez metros de alto. Por qué el rey escogió este sitio para su pirámide es un misterio, aunque hay algunas tumbas reales cercanas de la II Dinastía que lo pueden haber atraído allí.


La pared del perímetro se construyó en fases. En la primera fase, era un rectángulo menos radical. Luego se extendió al sur, y especialmente al norte. Con estas extensiones, era cercano al tamaño del complejo de Djoser. Como dicho complejo, tiene filas de nichos que alternan en intervalos regulares con puertas falsas, aunque probablemente sólo hubo una puerta verdadera en el complejo, que nunca se ha encontrado.

Ha sido difícil de determinar si se planeó originalmente con seis o siete pisos, pero aparentemente, la pirámide nunca se completó, sólo alcanzó una altura de cerca de 26 pies. Se construyó utilizando el método de capa de crecimiento con las piedras colocadas hacia adentro. Estas piedras se colocaron en ángulos rectos .
La pirámide tuvo probablemente un plano cuadrado, con lados de cerca de 119 metros de largo.
Una entrada a la pirámide se encontró en la pared del norte, donde un pasillo comunicó finalmente con la cámara de entierro. Sin embargo, este pasillo fue bifurcado con un tónel vertical que se extendió hacia arriba Esto era un tipo de sistema de seguridad que también se encontró en otras tumbas egipcias, específicamente en Beit Khallaf. Dentro del tónel, Goneim encontró los huesos de varios animales, inclusive ganado y gacelas, eso era indudablemente ofrendas al difunto, encontró también 62 papiros de la Dinastía XXVI escrita durante el reinado de Ahmose II. Debajo de éstos había una reserva de oro del tesoro de la Dinastía III

Aquí se incluyeron 21 pulseras y corales de fayenza cubiertas con pan de oroEstos son, hasta ahora, la ornamentación de oro más antigua descubierta en Egipto. Era sin duda una parte de bienes funerarios de Sekhemkhet, pero cómo fue a parar en el fondo del tónel es otro de los misterios que rodean a este faraón.

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Más
18 Abr 2006 12:43 #2051 por Cleopatra
[color=yellow:3rhv3h06]Dentro del apartado al que yo dedico a faraones desconocidos, quisiera destacar a la misteriosa Merytneit.

Aunque no he encontrado mas de ella, que lo que aquí abajo os reflejo, espero que quizás Mamen tenga más información o alguna foto, que yo no localizo [/color:3rhv3h06]

[color=red:3rhv3h06]El Período Arcaico o Tinita[/color:3rhv3h06] es una de las épocas más espinosas y controvertidas de la historia del antiguo Egipto. El material es insuficiente como para obtener un cuadro acabado de los acontecimientos que se produjeron durante trescientos o cuatrocientos años, segón la cronología preferida; el orden sucesorio de los gobernantes del país es, cuando menos, incierto y muy discutido aón hoy en día; la identificación y relaciones existentes (o no) entre sus nombres-de-Horus y aquellos registrados en las Listas Reales nativas y las distintas versiones sobrevivientes de la Aegyptiaca de Manetón, todavía resulta debatida.

En medio de todas estas dificultades se cuenta uno de los enigmas que más ha desconcertado a los especialistas desde el tiempo de su hallazgo, en 1900, por el arqueólogo inglés Sir W. M. Flinders Petrie en Umm el Gaab (Abidos), en el cementerio real de la Primera Dinastía: un sepulcro con todas las características de un entierro soberano que, posteriormente, se demostró que pertenecía a una mujer, cuando, cincuenta años más tarde, el británico W. B. Emery, trabajando en el cementerio arcaico de Saqqara Norte, encontró otra sepultura que, a todas luces, pertenecía a la misma persona.

[color=red:3rhv3h06]El descubrimiento de Merytneit [/color:3rhv3h06]

La identidad de la propietaria de la tumba de Abidos se reveló con prontitud mediante dos magníficas estelas en granito rojo, que superaban el metro y medio de altura, y tenían el cuerpo rectangular y el tope redondeado (figura 1). Ambas lucían los logosílabos m(e)r(y)t y el emblema de la diosa Neit de Sais del nomo VI del Bajo Egipto. Al principio, Sir Petrie pensó que el nombre Meryt + Neit debía leerse, en realidad, como Mery + Neit, i.e., “Amado de Neitâ€￾, y lo consideró, por mucho tiempo, como uno de los muchos reyes sin identificar, hasta que, luego, el error de lectura fue subsanado por Emery, lo que planteó un grave dilema; porque, si era una mujer, como se confirmaba entonces, ¿qué hacía enterrada en un camposanto real en el cual su presencia era totalmente excepcional, ya que, como ocupantes de las tumbas principales, sólo figuraban reyes y ninguna otra reina?.

A esta desconcertante situación hubo de sumarse otra evidencia insólita, pues las dimensiones, superficie cubierta y cantidad de sepulturas subsidiarias de servidores de ultratumba que tenían los monumentos hasta entonces atribuíbles a ella, tanto en Abidos como en Saqqara Norte, eran apenas menores a la de sus inmediatos antecesores. ¿Quién era esta misteriosa reina, que desplegaba semejante muestras de poder político? Con prontitud, los investigadores concibieron, cada quien por su lado, varias teorías para explicar el nuevo cuadro que presentaba la historia de la Primera Dinastía.

Estas hipótesis alcanzaron su cenit cuando Emery, a mediados de 1950, exhumó la tumba S 3504 de Saqqara Norte, que, sin duda alguna, perteneció a Merytneit, o, al menos, a sus tiempos. Tal como ocurría en Abidos, su mastaba igualaba tranquilamente a los de sus antepasados, tanto en tamaño como en riqueza. Numerosas teorías tomaron forma, sin lograrse un concenso comón entre los egiptólogos. En el interín entre ambos hallazgos, la identificación de uno de los llamados “recintos funerariosâ€￾ en Abidos – antiguamente conocidos con el nombre de “tumbas de los cortesanosâ€￾ – como propiedad de Merytneit, terminaba por confirmar irrebatiblemente la gran importancia que había tenido esta mujer en el alba de la historia faraónica.

Los trabajos llevados a cabo por las misiones alemanas a cargo de los Dres. W. Kaiser y G. Dreyer en Umm el Gaab, durante la década de 1980, arrojaron datos insospechados, que cambiaron totalmente el panorama reconstruído sobre Merytneit y su gobierno, desatando nuevamente la polémica sobre su fantasmal figura. Sin embargo, la cuestión no ha sido enteramente resuelta hasta la fecha, y, por lo tanto, una revisión del asunto no estará de más, sino que, por el contrario, se impone ante la generalizada circulación de afirmaciones taxativas que se dan por sentado sin mayor sustento argumental.

[color=red:3rhv3h06]Los monumentos de Merytneit [/color:3rhv3h06]

La primera noticia de su existencia vino a presentarse cuando, en 1900, en el cementerio regio abidiense del Período Tinita, Sir Petrie excavó una fosa (“Yâ€￾, segón su notación), que tenía casi 45 metros cuadrados y cuya superestructura debió cubrir unos 320 metros cuadrados, la cual estaba rodeada por 41 enterramientos subsidiarios, y cuya locación estaba marcada por dos estelas de granito rojo, originalmente emplazadas a la entrada de dicha estructura. Era uno de los sepulcros más grandes que habia exhumado en Umm el Gaab, y, ochenta años después, el Dr. Kaiser diría que es la mejor diseñada y construida de todo el camposanto.

La primera impresión de Sir Petrie de que se trataba de un monarca se vio refutada recién cincuenta años después, cuando Emery desenterró la tumba de Saqqara Norte, en el que halló vasos de piedra y cilindro-sellos que ostentaban su nombre encerrado dentro de un diseño parecido al serej de los reyes, pero que, en lugar del halcón de Horus encima, llevaba el emblema de la diosa Neit. Ese era el modo arcaico de escribir los nombres de las reinas consortes, tal como quedaba claro a partir de los descubrimientos efectuados por Jacques De Morgan en la Tumba Real de Nagada, que era atribuible a la reina Neithotep, esposa de Narmer, y que se conocían hacía tiempo. La presencia de numerosas improntas de sello a nombre de Hor-Dyer en el mastaba S 3504, por otra parte, condujo a Emery a concluir que Merytneit había sido una sucesora inmediata de este monarca y, por ende, a desmentir a Sir Petrie y las anteriores presunciones.

La tumba abidiense está construida por un simple foso sin entrada; las paredes del pozo están revestidas con un doble muro de ladrillos, el cual, a su vez, está separado del revestimiento de madera de la cámara funeraria por un pasadizo estrecho de un y medio metros de ancho, en el cual, a intervalos regulares, hay contrafuertes destinados a sostener las paredes ligneas del recinto mortuorio. Entre el doble muro de ladrillos se distribuyen ocho recintos elongados, que fungen de almacenes, dispuestos en pares; en ellos se encontraron vasijas de cerámica taponadas con barro y selladas a nombre de Merytneit y Hor-Udimu, lo que llevó a algunos a creer que ambos eran esposos. El suelo de la cámara sepulcral está ligeramente sobreelevado con respecto al piso del resto de los cuartos. Una de las estelas conmemorativas fue hallada en este lugar, apoyada contra la pared este.

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Más
18 Abr 2006 15:16 #2053 por Mamen
Aqui van fotos de parte de lo encontrado en la pirámide de Sekhemkhet.



Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Más
18 Abr 2006 18:19 #2059 por Mamen
Cerca de 47 metros antes de alcanzar la cámara funeraria, un pasaje en forma de U se dirige al este, con una serie de anexos estrechos y largos de almacenamiento. Después de la entrada a este pasaje auxiliar, el pasillo principal continóa. Fue entre el pasaje auxiliar y la cámara funeraria donde se descubrieron los sellos de arcilla con el nombre de Sekhemkhet, esta es otra de las razones por la que se le atribuyó la pirámide.

El pasillo principal continóa descendiendo hasta alcanzar primero un pasillo tranversal, y después la cámara funeraria al otro lado, unos 100 pies bajo la base de la pirámide. La cámara funeraria alineada con el eje vertical de la pirámide. Las paredes dentro de esta cámara funeraria orientadas de norte a sur están inacabadas. Dentro de la cámara aparentemente permanece un sarcófago de alabastro altamente pulido, cortado de un solo bloque de piedra.
Esto es muy raro, el ónico alabastro que sabemos se utilizó de igual manera fue en los ataódes de Reina Hetephere I, de la Dinastía IV, y de Seti I, de la Dinastía XIX. No tuvo cubierta, sino un bloque que se desliza.
Hay un relato interesante relacionado con este sarcófago y su parte que se desliza. Cuándo se encontró, el sarcófago estaba sellado, e incluso los restos de lo que se creyó eran flores secas (después calificado como corteza y madera descompuesta) reposaban encima. Además, Goneim declara también que la entrada a la pirámide estaba bloqueada por una pared. Goneim estaba seguro que había descubierto un sarcófago intacto que aun conservaba los restos de su propietario. Aunque fue advertido por otros egiptólogos, sobre todo por Lauer, que las infraestructuras habían sufrido robos, él no obstante convocó a los medios, invitó a altos funcionarios del estado, periodistas, reporteros y los equipos cinematográficos para la apertura. Entonces vino el golpe de un sarcófago vacío.

Logró aparentemente sobrevivir a esta decepción, a fin de cuentas, había hecho un descubrimiento razonablemente importante encontrando la pirámide de Sekhemkhet. Muchos profesionales de egiptología alrededor del mundo tuvieron interés considerable en lo que era probablemente la segunda pirámide construida en Egipto.
Justo fuera de la entrada de la cámara funeraria el corredor transversal conduce hacia la derecha (Oeste) y hacia la izquierda , entonces cada uno de los pasillos hace un giro de 90º hacia el Sur sobrepasando la cámara funeraria. Estas galerías estaban también inacabadas, y pueden haber sido hechas con la intención de dirigir a una cámara mortuoria grande, semejante al complejo de Djoser.


Fuera de la pirámide dentro del complejo en el sur, justo como ocurre en el caso del complejo de Djoser, hay también una tumba simbólica. La superestructura de la tumba consistió en un mastaba construida de bloques de piedra caliza. Tuvo una entrada en el lado oeste, como el complejo de Djoser. De allí, un pasillo largo descendia al este, y como en la pirámide, estaba interrumpido por un tónel vertical. Abajo en el pasillo principal, aunque esta tumba probablemente no se había construido como enterramiento, los excavadores encontraron los fragmentos de un ataód pequeño que había contenido los restos de un niño de unos dos años de edad.

La cámara funeraria de la tumba del sur era pequeña, pero se encontró dentro delgados fragmentos de pan de oro labrados. Encontró también huesos de animales y recipientes de piedra
Desgraciadamente, Goneim nunca terminaría excavar la pirámide. Habiendo conseguido cierta fama, se fue a los Estados Unidos a dar una conferencia, e incluso escribió un libro acerca de su descubrimiento llamado La Pirámide Enterrada. El libro tuvo éxito, e incluso se tradujo a varios idiomas, pero cuando volvió a Egipto, todo se estropeó. Fué acusado de sacar del país una nave grande y valiosa que Quibell y Lauer habían encontrado dos años antes cerca del complejo de Djoser. No había evidencia, sólo acusaciones y calumnias, pero devastó a Goneim, que debemos recordar era también egipcio. Fue interrogado varias veces por la policía.

Su amigo Lauer procuró ayudarlo. En 1957, encontró la nave perdida en un rincón del depósito del Museo egipcio. Pero como en una tragedia egipcia, cuando Lauer volvía rápidamente a Saqqara para redimir a su amigo, Goneim saltaba al Nilo para suicidarse.
De hecho, fue Lauer quien volvió al lugar al rededor de 1963 en busca de las repuestas enterradas. Fué quien descubrió la tumba sur, alineada a lo largo de la pared sur del terreno circundante. Pero desgraciadamente, nadie mas ha excavado el templo mortuorio o el resto del terreno.

Quedan muchas preguntas acerca de esta pirámide. Por ejemplo, ¿fué Sekhemkhet enterrado aquí?, y si no fue así, ¿que sucedió con este rey?. El sarcófago sellado parece indicar, aunque no con certeza, que sus restos nunca estuvieron en él. Todo parece indicar que este rey tuvo un brusco final, si consideramos su pirámide como evidencia. De hecho, la mayoría de los egiptólogos parecen concordar que él probablemente sólo gobernó seis años. Quizás murió en alguna expedición remota, su cuerpo nunca se ha encontrado. Quiza, alguna excavación futura nos puede dar respuestas verdaderas a estas preguntas.


Bueno pues hasta aquí el pedazo de tocho. Está traducido del inglés así que perdonad si no me ha quedado demasiado bien.


FUENTES
- TheComplete Pyramids (Solving the Ancient Mysteries) de Mark Lehner
- The Oxford History of Ancient Egypt, Ian Shaw
- The Pyramids (The Mystery, Culture, and Science of Egypt's Great Monuments) Miroslav Verner

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.